Si las ventanas de tu hogar no tienen persianas de aluminio en Alcalá de Henares o quizá están demasiado viejas, puede resultar imperioso que pienses en instalar unas nuevas, sobre todo si el problema de la ausencia o la avería se encuentra en tu dormitorio.

En cualquier caso, parece incuestionable que no todos compartimos un mismo patrón de conducta a la hora de dormir. Es verdad que muchas personas están acostumbradas a no descender por completo las persianas de su habitación, de modo que la presencia de los primeros rayos de sol de la mañana no resulta para ellos demasiado perturbadora.

Pero en este caso estamos ante una costumbre labrada durante años, cuyo origen suele situarse en algún terror infantil a la oscuridad. Porque la biología, en ese sentido, es bastante tajante: los seres humanos estamos “programados” para buscar el descanso cuando anochece, así como para despertarnos cuando el astro rey retorna de nuevo. Y si la persiana averiada de tu dormitorio te está impidiendo bajarla en su totalidad, probablemente te despertarás antes de tiempo, lo cual explica que colocar una nueva pueda llegar a convertirse en estos casos en una auténtica cuestión de calidad del sueño.

Piénsalo: el primer rayo de sol puede resultar más eficaz que la propia alarma que hayas programado para hoy, restándote unos valiosos minutos de descanso que, a lo largo del día, pueden marcar la diferencia. Además, el sol no entiende de festividades ni de vacaciones ni de fines de semana, por lo que te despertará aún durante esos días en los que estés disfrutando de un más que merecido descanso.

Pero, más allá de eso, las persianas también operan como buenos aislantes térmicos y acústicos (especialmente si hablamos de persianas de aluminio), por lo que mantenerlas bajadas atenúa los ruidos exteriores y favorece ostensiblemente la calidad de tu descanso.

Si buscas necesitas instalar nuevas persianas de aluminio en Alcalá de Henares no lo consultes más con la almohada, cuenta con nosotros en Hermanos Orozco.